Blog

0 49
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

LA CORRUPCIÓN COMO SISTEMA
 Por: Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300

(A partir del artículo “La corrupción como un sistema de ciclos viciosos entrelazados: lecciones desde Nation Lab”, de Loren Cobb y Miguel A. González.)
En asuntos humanos, el término “corrupción” se emplea para designar acciones gravemente indignas, inconvenientes o ilegítimas. Actuaciones que se dan en ámbitos interpersonales, colectivos y sociales, pues pueden corromperse tanto las personas, como los grupos y las entidades institucionales. Toda corrupción produce escándalo moral porque presupone una posición de ventaja en el agente corruptor, que es la que le permite forzar a quien corrompe. Cuanto mayor es la capacidad de incidencia de las actividades corruptas, más consecuencias indeseables impone a los grupos e individuos bajo su control. Por eso, las más deleznables de las corrupciones son las que provienen de las instituciones de poder: las organizaciones criminalizadas y los gobiernos corruptos.
En el tiempo presente, hasta en los sistemas de gobierno de las poderosas naciones del “primer mundo” se constata que las prácticas corruptas proliferan. En España, de manera notable, pues los casos de corrupción público-privada se acumulan y extienden hasta los más altos niveles de la responsabilidad política, administrativa y empresarial. No obstante, desde las distintas instancias con responsabilidad gubernamental se promociona la idea de que el comportamiento corrupto es un asunto personal; que la corrupción es ocasionada por responsables políticos, funcionariales y empresariales inmorales; y, aunque la gran mayoría de las personas son honestas, desafortunadamente, un número reducido de ellas, que son deshonestas, llegan hasta los puestos de poder determinantes para cometer fechorías.
Hay multitud de evidencia en contra de este tópico. La amplitud de las prevaricaciones y cohechos contemporáneos no se puede comprender sin un auténtico régimen de gobernanza que propicie la corrupción. Un sistema de ciclos viciosos que se entrelazan y retroalimentan en -al menos- cuatro ejes de mal gobierno:
1 La extralimitación en el control institucional por parte de las organizaciones políticas. Ésta es la desviación de poder más insidiosa y con efectos de mayor calado, pues, interviniendo en los nombramientos de los cargos clave en el Ejecutivo y la Administración, a costa de la contratación en base a competencia y responsabilidad institucional, compromete la potestad legislativa, sobredimensiona la Administración y alienta todo tipo de corruptelas.
2 La extensión de la ineficacia del sistema de justicia y de seguridad pública. Lo que posibilita el aumento del crimen organizado, el incremento de la impunidad y de los sobornos a estamentos gubernamentales, favoreciendo la emergencia de políticos y funcionarios más incompetentes y corruptibles que aumentan la ineptitud judicial y policial.
3 La extensión de actividades económicas tributariamente irresponsables. Que traen la mengua de los ingresos estatales hasta la insuficiencia. Esta situación también propicia que los políticos y funcionarios sean más incompetentes y corruptibles, lo que redunda en la proliferación de economías insolidarias.
4 La extensión de acuerdos internacionales y corporativos sin transparencia. Que acarrean la mengua de beneficios de interés general, ingresos estatales insuficientes y políticos y funcionarios incompetentes y corruptibles. Todo lo cual, estimula el crecimiento de los arreglos corruptos “a puerta cerrada”.
Todo gobierno que no se afane en el cumplimiento de los derechos humanos sirve a intereses parasitarios que perpetúan la alienación y la opresión de la mayoría social. Por eso es tan importante combatir la corrupción, sin tregua y sistémicamente.
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 30
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

¿POR QUÉ LOS DEL PP LUCE UNA EXAGERADA SONRISA A TODAS HORAS?
yo sabado
Hoy hay sonrisas a tope en la gran gala de los Óscar del PP en versión política.
Los militantes, concejales, alcaldes, tenientes de alcalde, consejeros, asesores, cargos medios y jóvenes del PP han viajado a Madrid para hacerse unos selfies con las celebridades, ministros, presidentes autonómicos y famosos en general. Muchas fotos, mucha alegría, mucha gente contenta de haberse reencontrado. Un partido radiante, orgulloso y satisfecho de sus líderes.
Normal es que viven del carnet y la mamandurria, están felices y realizados….
Menudos pájaros están hechos.
Charrán o gaviota, da igual…lo importante es que coma pescado. Y todo el pescado está vendido desde el primer día en un congreso controlado por un gallego, que algo sabrá de gaviotas, de pescado y del arte de la simulación. Nadie espera que de la Caja Mágica donde el PP celebra su cónclave broten las sorpresas.
La dirección nacional pensaba que tenía controlado el PP de Canarias con la designación de Asier Antona como relevo del ex ministro de Industria José Manuel Soria, pero su congreso regional se presenta ahora como uno de los mas conflictivos. Hasta cuatro dirigentes han mostrado su voluntad de optar al liderazgo del PP regional. Juan José Cardona, portavoz del PP en Gran Canaria y ex alcalde de la ciudad; Cristina Tavio, ex presidenta del PP en Tenerife, vicesecretaria regional y diputada autonómica, y Enrique Hernández Bento ex delegado del Gobierno.
Los tres pretenden competir con Antona, pero de hecho él es quien tiene el apoyo de Génova y la persona que contaba con el aval previo de Soria.
La verdadera democracia del PP es lo mismo, te nombran a dedo que te destituyen, tomando la decisión los cuatro capos desde Génova.
Los dirigentes del PP que esperaban un Congreso Nacional sin mención a sus casos de corrupción han visto como en tres días se han derrumbado sus esperanzas. Ahora tendrán que prepararse para lo que viene, porque la Audiencia Nacional tiene que decidir si atiende a la petición de Anticorrupción, reabre la causa de la caja B del PP.
Y dice Martínez-Maillo, sobre la condena de Gürtel: “Quien la hace, la paga. Sea quien sea”. A ver si es verdad.
Vamos, señor Maillo, no me haga reír. En el Partido Popular hay gente a montones que la ha hecho y no la ha pagado. Y gente que la ha hecho y ha sido defendido por ustedes (incluido su presidente) a capa y espada.
Lo más chocante para mí es constatar a gente normal de a pie, votando a un partido relacionado hasta las entrañas con casos de corrupción masiva y que en el fondo defiende los intereses de los de siempre. Me cuesta entenderlo.
Bueno, me he cansado de buscar casos de corrupción del PP. Y es que son tantos y de naturaleza tan diversas que estaría hasta mañana o pasado mañana si intentara recordarlos todos. Así por encima y sin profundizar demasiado, he contabilizado 31 casos de corrupción y casi 600 altos cargos del PP imputados. Que esta gente nos siga gobernando solo indica el poco grado de responsabilidad política que tenemos los españoles. En cualquier otro país de nuestro entorno el PP no gobernaría ni una comunidad de vecinos.
Pero volviendo a mi pregunta: ¿POR QUÉ LOS DEL PP LUCE UNA EXAGERADA SONRISA A TODAS HORAS?
A mi me dan miedo los tipos que sonríen a todas horas sin que haya motivo para esas sonrisas.
Quizá un proverbio lo explique un poco mejor.
Dice: ¡¡La sonrisa sin razón es una señal de estupidez!!

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 55
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

LO MEJOR DE DONALD TRUMP 
Por: Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300

Tras obtener su cargo de Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Tramp está haciendo gala, sin el menor disimulo, de sus muy notables pretensiones reaccionarias y confirmando las peores expectativas. Efectivamente, el nuevo mandatario norteamericano quiere devolverle a la potencia hegemónica mundial su carácter más imperialista, fundado en el supremacismo anglosajón, la ideología que pretende la superioridad de ese modelo cultural y su derecho a prevalecer sobre los demás.
Y, para ello, se ha rodeado que una cohorte de multimillonarios encantados de su condición y convencidos de su idoneidad para ocuparse de los intereses generales, tanto internacionales, como internos: lo que es bueno para la América blanca, rica y belicosa es bueno para el mundo; lo que es bueno para las élites, lo es, también, para el pueblo llano. Nada nuevo bajo el Sol. Hacia afuera, relación privilegiada con las cúpulas de poder de Inglaterra y Australia, sus coaligadas en la coerción al resto de las naciones; con los demás gobiernos occidentales, colaboraciones tácticas; y, con los países emergentes y tercermundistas, la más cruenta explotación. Hacia dentro, los órdenes democráticos y sus garantías constitucionales seducidas a la mínima expresión; culto a los intereses de la clase social formada por las personas más ricas y sus empresas; y empleo de estrategias demagógicas para condicionar al conjunto social y convertirlo en instrumento de esas ambiciones.
Todo ello, desde luego, hace mucho tiempo que es así. Al menos, desde “la revolución conservadora” de representaron Ronald Reagan y Margaret Thatcher, la alianza entre EEUU y el Reino Unido que, desde finales de los años 70 del pasado siglo, revitalizó al movimiento conservador en el “primer mundo” hasta extenderlo globalmente. Y así, los intentos de los fariseos biempensantes que pretenden cargar las tintas en los aspectos más caricaturescos de Donald Trump para distinguirlo de las bondades del Neoliberalismo, son vanos, pues no pueden obviar que este personaje pertenece a la misma clase social que gobierna Norteamérica desde hace décadas, que fue aceptado por el Partido Republicano, la fuerza prevalente en sus instituciones políticas, como miembro de su organización y como candidato a las elecciones presidenciales y que obtuvo el poder con los procedimientos permitidos y las leyes en vigor. Es parte de su orden y de su sistema.
Otra cosa es que Donald Trump se caracterice por conducirse con una considerable desfachatez -pocas veces vista en la vertiente pública de los representantes de las élites dirigentes- y que se exprese con una notable desvergüenza, falta de comedimiento y de respeto hacia todo lo que no comparte. Frente a la exquisitez en las formas y la fina retórica del presidente saliente, Barack Obama, el contraste con este patán millonario, solo bueno para hacer dinero y con qué procedimientos, es mayor.
Pero, conviene no olvidar que, sobre todo, se trata de una mera cuestión formal. Ni entre los Demócratas y los Republicanos hay un abismo en sus concepciones políticas, ni sus alternativos gobiernos aportan grandes diferencias en el statu quo de los ricos y los pobres. Ni hacia afuera, ni hacia dentro.
Y eso, precisamente, es lo mejor que tiene Donald Trump. El esperpento de líder que encarna este redomado reaccionario resulta esclarecedor: la bajeza moral, la insensibilidad humanitaria y el grosero materialismo, más allá de su hipócrita doble moral de “virtudes públicas y vicios privados”, que definen a las cúpulas del poder y que solo se vislumbran ocasionalmente, con este magnate bufón se están poniendo en evidencia, desde el primer día de su mandato, en toda su magnitud. ¡Que así sea!
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 214
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Se habla mucho de Trump y muy poco de lo que está pasando en España.
yo sabado
Estamos hablando mucho sobre Trump y de los motivos de su éxito, pero de lo que se habla muy poco es de lo que está pasando en España.
La crisis supuso la introducción del miedo en la sociedad. La gente comenzó a reducir los consumos considerados superfluos pero también introdujo restricciones en gastos que se entendían necesarios y que ya no se podían afrontar. Hoy estamos más pendientes de que las luces innecesarias estén apagadas en el hogar, de las marcas de alimentación clásicas en favor de las marcas blancas, llevar el ‘tupper’ a la oficina en lugar de almorzar el menú del día, y un largo etcétera”. Hoy se han instalado en un espacio social inferior donde el consumo se centra exclusivamente en la satisfacción básica de las necesidades.
La gente quiere creer que las cosas se van a arreglar, pero no confía nada en ello, por más que los políticos insistan en que queda poco para salir del túnel.
Ya nadie cree que el problema es que la gente haya vivido por encima de sus posibilidades
Tanto la autorresponsabilidad como el culpar a los otros de querer ser más de lo que son están dejando paso a la búsqueda de causantes. Desde luego, los políticos son los primeros en ser señalados, pero también los bancos, aunque esa identificación de los causantes no ha terminado de fijarse en uno de ellos como principal. En otros países, la burocracia de la UE, la avaricia de los banqueros son ideas que se manejan; aquí también, pero de un modo mucho menos evidente y más mezclado.
Yo conozco mucha gente que a lo mejor cobra mucho pero que está muy puteada y trabaja 70 horas a la semana, pues tampoco es una forma, ¿no? O que echan a gente de su equipo y dicen, no le vamos a sustituir, vas a coger tú su trabajo, que también es eso al final. Y tú no tienes derecho a quejarte’, parece que ya nadie se puede quejar, si cobras un sueldo a final de mes no te puedes quejar de nada.
¿Qué argumentos hay para salir de la crisis económica?¿Tenemos empresas? ¿Tenemos industria?¿Cómo vamos a salir de aquí?
Cuando acaben las ayudas, ¿qué haces? ¿Dónde te vas? El que no tenga ayuda y el que no tenga nada, ¿qué hace?, ¿qué le queda? O se mata, como hemos visto casos que le quitan la casa y se suicida. ¿Y el que tenga niños? Porque si yo me veo en una situación así, que no me quiero ver, yo creo que robaría para comer, porque a mis hijos no les iba a faltar la comida, eso lo tengo claro.
Yo lo que sí he percibido con esta crisis es la dificultad de la gente para reconocer una mala situación o para pedir ayuda en un momento determinado… tenemos como un, no sé, como una dignidad mal entendida y me da la sensación de que las cosas, muchas veces, son más graves de lo que vemos o de lo que nos dejan ver, he visto casos cercanos, pues la persona no pide ayuda, porque le parece, no sé, algo como vergüenza. Además es difícil, muy difícil en España pedir ayuda.
Hay que denunciar a las responsables políticas y técnicas en su papel para mantener el laberinto de exclusión social en el que muchas personas se ven atrapadas por carecer de los mínimos recursos económicos.
La cantidad de trámites innecesarios que se piden para acceder a las ayudas. Siempre hacen falta papeles y más papeles… Hay un exceso de burocracia que no facilita el acceso a estas ayudas.
Existe una falta de información sobre las distintas ayudas y en ocasiones la información que se da no es la adecuada, con lo que se está vulnerando el derecho de información y acceso a las ayudas.
Ya está bien de que los derechos sociales sigan siendo de segunda categoría. Todas las personas tienen el DERECHO a vivir con dignidad. Exigimos que las reivindicaciones propuestas tengan una respuesta concreta y se aseguren los recursos suficientes para atender las necesidades básicas de todas las personas.
p.d.
“Ocho de cada 10 españoles menores de 30 viven con sus padres”.
Que curioso, en vez de los jóvenes pagar las pensiones a los mayores, son los mayores los que mantienen a los jóvenes.
Pero se habla mucho de Trump y muy poco de lo que realmente está pasando en España.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 49
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEMASIADO PARA MUY POCOS, INSUFICIENTE PARA MUCHOS
Por: Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.
Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300
La Encuesta Financiera de las Familias del Banco de España recientemente publicada, que analiza la riqueza y la renta medias entre los años 2011 y 2014, muestra la dualización económica y la insolidaridad social en nuestro Estado con toda su crudeza: el 10% de hogares más ricos (con una media de 1.295.660 euros de patrimonio) detenta el 52,8% de la riqueza total, de la que el 1% más acaudalado dentro de ese grupo de privilegiados tiene, por sí solo, el 20,23%; mientras, el grupo de las familias más pobres, el que más acusó la pérdida de riqueza por la gestión que se realizó de la crisis y que representa al 25%, carga con más deudas que activos, con un saldo negativo de 1.300 euros, de media. El 65% restante, las familias que se encuentran entre los más ricos y los más pobres, detentan patrimonios que se sitúan entre unos 350.000 euros y unos 76.000.
En cuanto a la renta de que se dispuso entre 2011 y 2014, el 10% de las familias que más ingresan obtuvieron una media de 67.600 euros al año, mientras que, las que menos, poco más de un cuarto de esa cantidad (unos 19.400 euros). Aplicando la variable generacional, los hogares jóvenes (aquellos cuyo cabeza de familia es menor de 35 años) fueron los que soportaron un descenso anual mayor en sus ingresos, del 22,5%, a la vez que la renta de los hogares de los jubilados, gracias a la garantía de sus pensiones, crecía en un 11,3% (hasta unos 29.700 euros). Así, de media, una familia joven obtuvo unos 4.200 euros menos que una de mayores.
Detrás de los espectáculos y las distracciones promocionadas sin límite, a pesar de las promesas huecas de muchos de los dirigentes y los consuelos vacuos de demasiados dirigidos y más allá de las manipulaciones interesadas de unos y de la persistencia en estar en la inopia de otros, para quien quiera verlo, esto es lo que hay: en “nuestro” país, la gestión económica llevada a cabo por las más altas instituciones de gobierno –no solo durante la crisis, si no desde hace décadas- está facilitando el enriquecimiento desmesurado del 10% de la ciudadanía (más aún, del 1% en la cúspide del poder), mientras un cuarto de la población es sometida a condiciones de vida miserables. Y en el aseguramiento de ese antisocial empeño, se está precarizando -muy especialmente y en contra de toda lógica de progreso- a las generaciones más jóvenes.
Desde luego, un régimen democrático es mucho más que un mero procedimiento de legitimación de élites a través de votaciones; un Estado de Derecho solo lo es, si respeta los Derechos Humanos; y una sociedad del bienestar, si no está comprometida con la inclusión de todos sus integrantes, es un fiasco. Por lo que esta inhumana deriva, que ponen de manifiesto ya todos los datos socioeconómicos, no se debe seguir consintiendo.
Sobre todo, cuando es una dinámica que se impone a despecho de la Constitución vigente, esa que solo se saca a colación cuando les interesa a los gobernantes: la que, en su artículo 128 (.1), explicita que “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.”; en la que, además, “Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. [Que] Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.” (Art. 128.2).
Dentro y fuera de España, el desafuero perpetrado es tan grave y las amenazas para la gobernanza pacífica son tan ciertas que hasta el Fondo Monetario Internacional -el mayor adalid, hasta ayer, de la Globalización- está llamando a la inclusión económica.
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 53
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿PROTECCIONISMO O LIBRE COMERCIO? por: Jaime Rubio
jaime rubio
A ver si los analistas políticos se ponen de acuerdo en este punto porque siempre han dicho que no a las dos opciones.
                                         Cuando Obama defendía el Tratado de Libre Comercio se lanzaron a las calles cientos de personas en toda Europa, rajándose las vestiduras porque la libertad comercial les parecía malo malísimo, una iniciativa de los buitres de Wall Street para fastidiarnos a todos.
Pues bien, ahora que Donald Trump arremete contra el Libre Comercio, los mismos que antes gritaban contra la libertad comercial, resulta que también arremeten contra el Proteccionismo.
¿En qué quedamos, protegemos nuestros productos frente a los que nos vienen de fuera, o dejamos que todos puedan vender sus productos en todos lados libremente?
Para verlo claro, digamos que tanto en Estados Unidos como en otros países se ha permitido la libre entrada de productos chinos o coreanos (o de cualquier otro sitio) sin trabas arancelarias. Sin embargo, cuando Estados Unidos, y otros países, han querido vender sus productos libremente en China o Corea del Sur( es solo un ejemplo) esos países le ponen toda clase de trabas e impuestos.
Ahora Trump va a hacer  justo lo que los populistas de todo el mundo pregonan: primero lo nuestro y después todos los demás. Esto confunde a la opinión pública que no sabe a qué atenerse.
La Comunidad Europea tenía claro que el Tratado de Libre Comercio era bueno  ya que crearía millones de puestos de trabajo en suelo europeo, entre otras razones. En Estados Unidos, Obama creó 14 millones de puestos de trabajo, bajando el paro a un mero 4%, casi el pleno empleo. Trump dice que, con el Proteccionismo, va a crear 25 millones de puestos de trabajo. Está claro que las cuentas no salen pues no tiene apenas mano de obra parada, a menos que eche mano de los inmigrantes, algo que le molesta mucho. Ya veremos los juegos malabares que hará para cumplir sus promesas.
En cualquier caso nos vendría muy bien en España una política de esas que genere millones de puestos de trabajo y elimine nuestro mal crónico: el paro.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 23
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Y AHORA QUÉ, APAGAMOS LA LUZ Y A DOS VELAS?

yo sabado

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS? Creo que una de las frases mas pronunciadas en España, es que cada día recibimos más sustos, políticamente, económicamente y ahora la subida de la luz, ¿pero que hemos hecho para tener que aguantar tanto?
Rajoy ha sobrevivido porque a los sus votantes no parece importarles sus engaños. Este Rajoy es como Forrest Gun. Anda parecido. Ha sobrevivido a sí mismo, ha sobrevivido a Rodríguez Zapatero, a Alfredo Pérez Rubalcaba y a Pedro Sánchez, tres líderes socialistas cuyas exequias han pasado delante de su balcón de Génova. Lleva 13 años de presidente del PP, más que Aznar, y puede llegar a 9 en el Gobierno, entre las funciones y las disfunciones.
Sube la luz
¿Y donde está él gobierno para poner freno a este abuso? Ni está.. ni se le espera.
Que casualidad, el año pasado, cuando estábamos en permanente periodo electoral, sin gobierno aún, la luz no subió apenas en todo el año. Justo se celebran elecciones y se forma gobierno, empieza una nueva escalada del precio de la luz. Ya nos vuelven a tener atados otros cuatro años más…¿hasta cuando vamos a permitir esta estafa?
El precio de la luz volverá a registrar mañana miércoles 25 de enero 2017 su nivel más alto del año para alcanzar de nuevo cotas desconocidas desde diciembre de 2013. El coste de un megavatio hora (MWh) se situará en el conjunto del día en 91,8 euros, rompiendo a última hora de la tarde la barrera psicológica de los 100 euros y situándose en 101,9 euros.
¿Hasta cuando vamos a tener que soportar la estafa? El hombre del plasma continuo mudo.
No veo el momento de conocer a que conclusiones llega la investigación de la fiscalía, encargada por Rajoy. Ya están tardando.
¿Y ahora qué excusa van a poner las eléctricas? ¿Qué coartada les va a proporcionar Nadal? ¿Ha sido el viento o una conjunción planetaria? ¿Es culpa de Portugal o de la magia vudú? O se toman medidas o dimisión del ministro por incapaz de corregir la situación.
Lo peor es cuando lleguen nuevas elecciones saldrán los mismos y nos seguirán engañando…el problema es que no sabe una cual es el partido menos malo para los ciudadanos. Que forma de robarnos tan descarada, entre bancos y eléctricas, somos simplemente rehenes.
Esto es un tremendo disparate, un auténtico robo a los ciudadanos, cómo se puede jugar con servicios básicos, esenciales para la vida de las personas, cuando encima ponen trabas para el cambio a otros sistemas de energía más económicos o más limpios, terrible ataque a los ciudadanos, sencillamente inexplicable, aunque parece ser que hay muchos políticos involucrados en puertas giratorias hacia las empresas de distribución, como el mismo Aznar, y otros.
José Manuel Soria, el anterior ministro de energía, inventor del impuesto por usar el sol, responsable que muchos empresarios de energía limpia hoy día están en la ruina, si si… este amigo del alma de Rajoy, metió la pata con sus mentiras … si no ya hubiera pasado por la puerta giratoria, y más de una vez, pero claro de este señor nadie habla, raro raro.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 39
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

LA BANCA, EL NEGOCIO DEL SIGLO
Por: Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.
Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300
Según informó recientemente el Tribunal de Cuentas (el órgano supremo de fiscalización de las cuentas y de la gestión económica del Estado y del sector público), desde 2009, la Administración Pública, para intervenir las entidades financieras en quiebra (principalmente, cajas de ahorros), ha aportado 122.122 millones de euros en forma de inyecciones de capital, garantías contra pérdidas, líneas de crédito para liquidez y avales. Al cierre del ejercicio de 2015, estas operaciones le habían supuesto al Estado unas pérdidas de casi el 50% (60.718 millones), resultado del quebranto de valor de las participaciones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria en las entidades intervenidas. El FROB, habiendo aportado 53.553 millones de ayudas financieras al sistema bancario español, solo ha recuperado, tras su nacionalización y subasta, 2.686 millones, menos del 5% del total.
El mayor volumen de ayudas fue para la Caja de Ahorros del Mediterráneo, donde, para terminar otorgado su propiedad al Banco Sabadell al coste de 1 euro, se inyectaron 26.302 millones. Y las mayores pérdidas se han ocasionado con Catalunya Banc -ya vendido a BBVA por 1.187 millones-, pues, de 15.510 millones de euros invertidos, se dan por perdidos 12.676 millones, el 81%.
Por todo ello, el Tribunal de Cuentas ha criticado los procedimientos y la falta de transparencia del FROB, por “insuficiencias o deficiencias de tipo formal en la tramitación de los contratos” y “notables deficiencias” en el cálculo del coste de financiación de los activos captados, lo que ocasionó un notable despilfarro –no cuantificado- de recursos públicos.
El órgano público de “rescate” bancario controlado por el Ministerio de Economía, ha respondido airadamente a estas críticas, afirmando que, en su determinación por “evitar efectos perjudiciales para la estabilidad del sistema financiero”, siempre procuró maximizar el retorno de ayudas públicas y una “completa neutralidad” ante los potenciales compradores.
El Gobierno mayormente responsable de las medidas de “rescate” de la banca, en boca de su presidente, mariano Rajoy, dijo, en su momento, que el proceso “no costará un euro al contribuyente”. Todavía, en 2014, el ministro de economía, Luis de Guindos, “sacando pecho”, afirmaba que los rescates habían supuesto un ahorro de 14.000 millones de euros al Estado. Y ¿ahora? Ahora, “Pelillos a la mar”.
En el mundo occidental en general y en la Unión Europea en particular, actualmente el negocio bancario consiste en que empresas multinacionales, que tienen como único fin el ánimo de lucrarse, se encarguen, mayoritariamente, de las muy cruciales actividades financieras del crédito y el ahorro, sin tener que comprometer sus fondos en caso de tener que responder ante operaciones fallidas, como se ha puesto en evidencia con los “rescates” masivos, ni aportarlos en los préstamos.
Ahora, el dinero ya no responde a patrones de riqueza material, como el oro: para los emisores es una transacción “fiduciaria”, movimiento de apuntes bancarios basados en la confianza y, excepto en un porcentaje menor, los fondos son aportados por el Banco Central, cada vez que acepta una propuesta de deuda realizada por una entidad financiera.
Y, además de gestionar el crédito y el ahorro de las personas y las empresas, estas macroentidades tienen otorgada, en exclusiva, la función de suministrar el crédito público, el de las Administraciones de los Estados, recibiendo los fondos de los propios Estados -que los aportan al banco Central y éste los entrega a la banca privada- y obteniendo pingües comisiones por ello. Todo ello, sin riesgos. Lo dicho: ¡el negocio del siglo!
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

 


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 36
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Y por qué nosotros tenemos que aguantar esto?
yo sabado
Bárcenas es una bicoca, un mirlo blanco; todo lo que toca lo convierte en oro. Debería ser ministro de hacienda…. salvaría al país en un plis-plas…..
El acusado Bárcenas contará las milongas que le dé la gana; de hecho lo está haciendo.
La gran duda es si la fortuna suiza es de Bárcenas o realmente pertenecía a la famosa caja B del PP. Creo que eso nunca lo sabremos.
Estoy anonadada por la impasibilidad y soberbia con que nos mienten estos personajes del PP. Comenzando por el presidente y finalizando con el portavoz de la alcaldía más pequeña. No es que PP tenga el monopolio de la jeta y la soberbia, las demás agrupaciones políticas también hacen méritos suficientes para tenerlos en cuenta. Pero la práctica hace al maestro, y en ese aspecto los representantes del PP han llegado a la excelencia.
Bárcenas confirma que usó el mismo bufete que la familia Borbón para ocultar su fortuna. El extesorero dice que creó su fundación panameña a través del despacho Favona, que depende de un banco suizo, y “que también utiliza parte de la familia real”. Asegura que tenía dinero en Suiza “como un fondo de pensiones fuera de España”..
Pues menudo plan de pensiones de 50 milloncejos, ya me gustaría a mí, y encima me los llevo fuera no vaya a ser que aquí Hacienda me quite la plusvalía, vaya cara más dura.
Luis Bárcenas sabe que si no involucra a ningún pez gordo va a estar poco tiempo en la cárcel y con mucho dinero guardado. “Luis, sé fuerte. Hacemos lo que podemos” dijo “alguien”. Vergüenza. Ha decidido comerse el marrón él sólo. Este sacrificio no será gratis.
Lo tienen todo controlado, dirán solo lo que interese, y después a disfrutar del dinero. Díaz Ferran modelo de empresario, Blesa y Rato modelos de banqueros, Bárcenas modelo de tesorero y gerente, Camps y Matas modelos de políticos, Urdangarin modelo de emprendedor, las preferentes modelos de inversión. Alucínate, esta es la España que tenemos, los delincuentes y corruptos son los que viven, mientras tantos los trabajadores a pagar … el 80% de impuestos, los empresarios el 13%, y QUE VIVA ESPAÑA como dice la canción, de vergüenza.
Ciudadanos considera que hay que depurar responsabilidades políticas, como, por ejemplo, ¿quién conocía esa presunta financiación ilegal?
En esta búsqueda de certezas políticas, Rivera no descarta que uno de los comparecientes en esta comisión de investigación pueda ser el propio Rajoy.
¿”Rivera no descarta………”?, y digo yo ¿a quien le importa lo que diga o haga Rivera?, para lo único para lo que ha servido la marca “blanca” del PP es para que todo siga igual, que es como esta, el mismo jefe de la “trama” ocupa el mismo cargo y de las famosas “medidas” si se aprueba una y media y con rebajas será un milagro, ¿y este era el la regeneración?
Y seguirán gastando lo mismo o más. Y luego a subir los impuestos a los pringados de siempre.
Los que siguen votando al PP quizá no sean idiotas ni gilipollas, es posible; pero más de cinco millones de masoquistas si que han votado al PP. Y en Génova lo tienen claro: cuanto más robemos y más delitos cometamos, más nos votan.
¿Porqué nosotros tenemos que aguantar esto? Ahh si, que vivimos en un país corrupto. Menos mal que no todos pueden serlo, si no seriamos el hazmereír del mundo, si no lo somos ya…

Me rindo, no puedo entender nada.


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 52
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿CÓMO ESTÁ EL MUNDO?
Por: Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300

(A partir del artículo de El País “Las paradojas del progreso: datos para el optimismo”.)
El tránsito de un año a otro es una ocasión propicia para que en los medios de comunicación aparezcan recuentos, balances, proyecciones y propuestas de todo tipo. El sentir generalizado en cuanto a que, en el año 2016, las cosas han ido, si no claramente a peor, sí incrementándose en incertidumbres y riesgos, han traído a la actualidad valoraciones más amplias y de mayor calado que de costumbre: distintas informaciones sobre las tendencias en materia de progreso acontecidas en los últimos 15, 30 o más años, se han combinado con varias publicaciones elaboradas por representantes de la intelectualidad y las ciencias sociales sobre la consistencia, o no, de esas mejoras.
Ardua tarea la de diagnosticar a un paciente tan masivo y complejo como es el mundo. El riesgo de confundir “la parte con el todo” o de elevar a “deber ser” lo que, simplemente, “se da” es muy alto, lo que llevaría a conclusiones indebidas o prejuiciosas. Con todo, no parece que a muchos los pensadores y periodistas publicitados les haya intimidado el reto, pues, aportando múltiples datos estadísticos, se han atrevido a afirmar que el mundo está bien, que nunca ha estado mejor. Y que mucha de la gente que cree lo contrario -como, por ejemplo, el 81% de los votantes de Donald Trump-, es por mero reaccionarismo, porque se oponen a los cambios.
Parece contrastado que la mejoría con respecto al pasado es notabilísima. En palabras del científico cognitivo Steven Pinker: “La gente a lo largo y ancho del mundo es más rica, goza de mayor salud, es más libre, tiene mayor educación, es más pacífica y goza de mayor igualdad que nunca antes”. En la misma línea, el filósofo Michel Serres confirma, de acuerdo con las cifras oficiales de la OMS, que “la causa menos frecuente de muerte en la actualidad es “Guerras, Violencia y Terrorismo”. Muere infinitamente más gente a causa el tabaco y de accidentes de coche”. Y el historiador Johan Norberg completa esta visión optimista concluyendo que, gracias al capitalismo, “El mundo está mejorando rápidamente. De hecho, nunca antes el mundo mejoró así de rápido. (…) cada minuto (…), cien personas salen de la pobreza”.
Es cierto que, desde los años 60, los adultos disfrutan de vidas notablemente más largas y que la mortalidad infantil se ha reducido en un 75%; que, desde los 80, la riqueza ha crecido mucho y la pobreza extrema ha menguado un 25%; que el analfabetismo ha menguado del 44 al 15% de la población y la discriminación educativa entre los géneros ha tendido a eliminarse; y que, también, se han reducido, porcentualmente, las guerras y la violencia: según el investigador Yuval Harari, mientras que en el pasado se calcula que un 15% de las muertes a nivel mundial lo eran por causa violenta, en el siglo XX supusieron el 5% de la mortalidad y, actualmente, sólo un 1%.
No obstante, hay algo profundamente inmoral en reducir a proporciones y periodos la incidencia de las injusticias, violaciones y agravios que padecemos los seres humanos. Pues ¿a quién conforta que desde la 2ª Guerra Mundial, las cifras de muertos por guerras hayan sido mucho más bajas, si ello supone que hayan muerto muchas más personas que entonces? ¿Cuántos seres humanos representan, a día de hoy, los tantos por ciento de empobrecimiento, marginación, desamparo y maltrato?
Habiendo recursos de sobra y conciencia moral clara, la verdadera cuestión no es si el mundo es más o menos horripilante que antaño, es si, por fin, es un buen lugar para vivir, humanitariamente, con dignidad ¿Eso es ser reaccionario?
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

 


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •