Blog

0 29
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

FELIZ DÍA DEL PADRE A LAS MAMAS/PADRES
yo sabado
SER MADRE/PADRE ES SER VALIENTE.
En el mundo hay muchas mujeres que crían a sus hijos solas, cumpliendo un doble rol, la valentía que hay que tener para levantar a sus hijos por sí solas, es SER MUY VALIENTE.
Si de por sí ser madre es un gran trabajo, ser padre a la misma vez es una responsabilidad más grande, pero que llena de muchas satisfacciones a esa mujer que cría sola a sus hijos y que cosecha los frutos de esa vida.
En cuanto a la crianza de los niños, lo que marca la diferencia es la disponibilidad afectiva, la consistencia en la forma de educarlos y el compromiso con su bienestar. La mama/papa tal vez se vea complicado con el tema de la disponibilidad, ya que no le es posible duplicarse, pero puede mantener mucho mejor la consistencia al tener un único comando en la educación de los niños, y es evidente que intenta cumplir su compromiso poniendo mucho de sí para el bienestar de sus hijos.
Ser madre/padre es llorar cuando ve a los niños contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo. Es servir de niñera, maestra, cocinera, lavandera y sin cobrar sueldo alguno. Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan.
Madre/padre es alguien que quiere y cuida a sus niños todos los días de su vida y que llora de emoción cuando se acuerda de ella el Día del padre.
FELIZ DÍA DEL PADRE A LAS MAMAS/PADRES

feliz dia del padre


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 51
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

LO MALO DE LO VIEJO, LO MALO DE LO NUEVO
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300

El Liberalismo, la ideología económica que desde el siglo XIX promovía la mínima participación del Estado en la economía y la mayor libertad de actuación para la iniciativa privada, pues pretendía que, de este modo, las fuerzas del mercado, por si solas, harían la mejor asignación de los precios y los salarios, se hundió en el Crack de 1929, en su momento, la mayor crisis en la historia del sistema capitalista por su gravedad, duración y consecuencias: con la quiebra del mercado de valores de Nueva York se precipitó, con un alcance mundial, un largo periodo de deflación, hundimiento productivo, desempleo masivo y contracción del comercio.
Tras el fin de la peor confrontación bélica de la historia, la Segunda Guerra Mundial, se produjo un gran pacto en torno a políticas económicas fordistas y keynesianas en los proyectos de reconstrucción de los países occidentales que, al reconocer un papel principal para el Estado en la economía y una clara orientación social a sus democracias representativas, permitió realizar sociedades “de libertad individual” altamente provechosas. La emergencia del periodo conocido como “la edad de oro del capitalismo” coincidió, no por casualidad, con la de los Estados del Bienestar.
No obstante, las crisis económicas de los años setenta debilitaron gravemente ese consenso. La recesión económica, las pérdidas masivas de empleo, la inflación, la crisis fiscal y el enorme aumento de la deuda de los Estados crearon la ocasión para la contraofensiva “neoliberal”, la cual, a través del control de los gobiernos de los Estados occidentales más poderosos (con Reagan en EEUU y Thatcher en UK, a la cabeza), de las organizaciones internacionales determinantes y de los medios de comunicación corporativos, creó una plataforma ideológico-disciplinaria global que le permitió naturalizar su economía como “técnica” y conseguir la hegemonía de su política, como pensamiento único.
Frente a los viejos liberales, antipolíticos, antiestatales y nacionalistas, los neoliberales habían aprendido la lección: utilizando la capacidad de intervención de la actividad política y el Estado para evitar toda interferencia legal o ideológica a los intereses privados, se centraron en batir, solapadamente, a su mayor enemigo, la socialdemocracia, por ser la muestra de que el capitalismo puede y debe ser controlado para asegurar un orden mínimamente democrático y social. Y su mejor arma ha resultado ser la Globalización, ariete de las soberanías estatales.
El logro de las reaccionarias élites de poder ha sido mayúsculo. Se han drenado múltiples recursos públicos hacia los oligopolios multinacionales; se han alcanzado niveles de acaparamiento de riqueza inauditos; se han “socializado” la gran mayoría de las pérdidas del estallido del “Casino Financiero” en 2008; y se están consiguiendo unos niveles generalizados de empobrecimiento e indefensión.
Las líneas de fractura son gravísimas y múltiples: la defensa del medioambiente, el desarrollo democrático, la preeminencia de la economía productiva, el cuidado de la dignidad laboral, la protección “de la cuna a la tumba”, la estabilidad en las relaciones internacionales y el progreso de los valores humanísticos se encuentran subsumidos a la gestión empresarial sin tino y extractiva sin límite que los neoliberales hacen del mundo.
Muestra del nivel de abyección y necedad de la actual tiranía reaccionaria es que se ha provocado la rotura de la solidaridad intergeneracional, uno de los mandatos naturales para la supervivencia de la especie. Hace pocos meses, el diario británico The Independent lo ilustraba a las claras: “Los niños de la era Thatcher [1979-1990] tienen la mitad de la riqueza que la generación anterior” ¿Hasta cuándo esta locura normalizada?
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 48
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

YO QUIERO
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300

Yo quiero que toda la gente sea más autónoma: que se tome más tiempo para pensar, y vaya más allá de los tópicos de moda y las recomendaciones interesadas; que se ocupe más sus emociones, que temple sus impulsos y analice sus pasiones y sus inhibiciones; y que se implique en vivir más en consecuencia con sus conocimientos más contrastados y sus sentimientos más auténticos. Para que, cada vez, sea más capaz de hacerse cargo de los grandes retos, las enormes tensiones y las extraordinarias decisiones que nos han tocado resolver. Desde la reciprocidad más equitativa, la de compartir los riegos y los esfuerzos pero, también, las oportunidades y los frutos, entre todas y todos.
Y yo, también.
Yo quiero que la ciudadanía, en general, y la que cohabita en los vecindarios, en particular, sea más comprometida con los más viejos y los más niños; que actúe más solidariamente con las personas desposeídas y en riesgo; y que se comporte con más hospitalidad con los recién llegados y diferentes. Para que los barrios se desarrollen como genuinos espacios de convivencia y cuidado mutuo, donde, incrementadas las capacidades comunitarias, se puedan aportar, sin intermediaciones, soluciones auténticas en el día a día, de cada cual.
Y yo, también.
Yo quiero que la gente más próxima, la familia, los colegas y las amistades, vayan más allá de las convenciones predeterminadas para mejor cumplir con el crucial aporte de pertenencia, apoyo y sentido que precisa todo ser humano en su cotidianeidad. En un tiempo en que se están afrontando profundas transformaciones en los ámbitos familiares, laborales y de asueto, quienes conforman los círculos más próximos por consanguineidad, interés o gusto están llamados a implicaciones mayores para evitar el desarraigo, la atomización y la frustración generalizados.
Y yo, también.
Yo quiero entenderme, quererme y cuidarme con mis mayores, mis iguales y mis pequeños más íntimos. Poder mirar con limpieza, sin impostadas certidumbres, ni inasumibles responsabilidades, a mis padres, a mi pareja y a mis hijos.
Recién hace que empezamos a “hablarnos de tú” con quienes nos trajeron a su seno familiar y nos cuidaron hasta que pudimos andar a nuestro aire; con quienes compartimos amoríos y pasiones hasta querer querernos emparejados; y con quienes trajimos a nuestro hogar y protegemos hasta que se vayan “a comerse el mundo”.
No ha sido fácil, pero ha sido grande: una revolución intergeneracional y de género en el modo de vivirnos y tratarnos en lo más íntimo de nuestras vidas, que ha hecho saltar por los aires papeles prefijados jerárquicamente durante largo tiempo y que no daban más de sí. Precisábamos un modo, por fin, mutuamente accesible y responsable de familia.
Con todo, durante el proceso se han deshecho y rehecho múltiples grupos familiares y un sin fin de parejas, surgidas entre las nuevas necesidades y virtudes. Pero, más allá del complicado desmoronamiento del modelo patriarcal y de la enorme infelicidad que producen sus expresiones más agresivas, aquí y allá, por todos lados las familias se reencuentran y las parejas se recrean desde nuevos valores, más feministas, menos autoritarios. Y la promesa es tan nueva como poderosa: el surgimiento de unas relaciones amorosas más lúcidas y proactivas, más resilientes y liberadoras. Tal vez, el ingrediente que precisamos para transitar las peores amenazas, en todos los ámbitos, sin temor y sin odio.
Yo quiero ¿tu, también?
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 234
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Y si existiera Dios?

yo sabado
Ante todo tengo que decir que no soy católica, ni pertenezco a ninguna religión, he crecido en una casa donde nadie intentó meterme esas cosas en la cabeza. Aún respeto a los que creen en Dios y la Virgen, por que si no sería quitarles el piso o base sobre la que se apoyan.
La Fiscalía recibió este viernes la denuncia de la Asociación de Abogados Cristianos por la actuación de Borja Casillas, Drag Sethlas, en la Gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria lo que les obliga a abrir diligencias para investigar un posible delito de ofensa a los sentimientos religiosos.
Que la Fiscalía abra diligencias no quiere decir necesariamente que vea delictiva la actuación de Drag Sethlas, sino que inicia una investigación para determinar si existen o no esos indicios de delito.
¿Delito de que? Creo que nadie está obligado a ver el espectáculo Drag, ni en directo, ni en la tele,  y si a alguien no le gusta, pues que no mire.
Mientras, la polémica en torno a la Gala Drag fue creciendo, desde medios locales y nacionales se han ido sucediendo las opiniones a favor y en contra. Televisión Española incluso retiró el vídeo de la retransmisión de la Gala de su página web, privando a los curiosos de volver a verla durante unos días, pero tendrá que volver a colgar el vídeo ya que Televisión Española pagamos entre todos con nuestros impuestos y si a alguien no le gustan los drags, pues que no mire.
Que el Obispo de Canarias, Francisco Cases, ha citado en la catedral de Santa Ana como desagravio hacia la Virgen y el Cristo por su utilización en la Gala Drag del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2017 dentro del espectáculo del drag ganador, Drag Sethlas, según me cuentan unos 3000, pues tiene todos los derechos, pasa lo mismo como ir a ver la Gala Drag, vas si quieres y sino te quedas fuera.
Pero a mi me parece que si existiera Dios estaría mucho mas escandalizado por los curas pederastas, por los refugiados que mueran en la mar o de hambre.
Y si existiera Dios estaría mucho mas escandalizado por el mal trato y asesinatos de mujeres….como de una mujer que se encuentra en estado grave al ser apuñalada sobre las 10.00 de este sábado a la salida de su domicilio en el barrio de San Gregorio del término municipal de Telde, en Gran Canaria.
Si existiera Dios estaría mucho mas escandalizado de la absoluta soledad de los huérfanos de la violencia machista.
Alrededor de 40 menores pierden a sus madres cada año asesinadas por sus parejas. Si Dios existe, ¿por qué permite este sufrimiento, además las guerras y la pobreza?
Los creyentes llevan miles de años tratando de hacer que el personaje principal de la Biblia es real, y ellos mismo saben que es uno de los miles de dioses creados por el ser humano.
No cabe ninguna duda de que los responsables de la organización Hazte Oír han puesto en circulación algo más que un autobús con un eslogan llamativo: lo que difunden es un mensaje de humillación e intolerancia inaceptable e indigna en una sociedad democrática. Con su campaña ponen su foco en un colectivo, el transexual, especialmente incomprendido, débil y vulnerable, cuyas tasas de depresión y suicidio hablan por sí solas de las dificultades que encuentran para desenvolverse con normalidad en nuestra sociedad.
Y lo hacen, además, señalando en particular a los niños y niñas de ese colectivo, es decir, a los que están aún más expuestos a la marginación y el escarnio y viven con más zozobra la confusión entre su identidad sexual y su identidad de género.
Las ideas de Hazte Oír son despreciables, atentan contra el derecho a la igualdad e implican sufrimiento para las personas, menores incluidos. Es lamentable por ello que una asociación con ideas tan retrógradas e incompatibles con el marco democrático de derechos y libertades pueda ser considerada de utilidad pública y tener acceso a subvenciones públicas y exenciones fiscales.
Ahora, estos retrógrados vuelcan su fanatismo intolerante sobre el colectivo transexual y animan a los demás a considerarles como enfermos o desviados y por tanto a marginarles y excluirles de la sociedad.
Por eso y muchas cosas más hago como en el principio la misma pregunta ¿Y si existiera Dios?

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 65
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

SIN DIOS ¿NADA ES VERDAD, TODO VALE?
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300

Los periódicos se caracterizan por publicar, fundamentalmente, noticias y comentarios. Las noticias pretenden referir hechos de interés general, por lo que la veracidad debe ser el cimiento de sus relatos: los hechos que se cuentan y los datos que se ofrecen deben ser comprobables mediante fuentes fiables y contrastadas. Además, en la exposición debe evitarse la tendenciosidad. Es en sociedades democráticamente avanzadas donde la población tiene el crucial derecho a no ser manipulada informativamente. Lo que no es poco, pues el derecho a la expresión libre en la emisión de información veraz es un requisito fundamental para asegurar una prensa y una ciudadanía no subordinadas a los intereses de los poderes públicos o privados.
Los comentarios periodísticos, al contrario de las noticias, son opiniones subjetivas que se expresan con medios retóricos. En los artículos de opinión los hechos sirven de argumento de persuasión a las valoraciones que se proponen, no las fundamentan. En este caso, el derecho a la libre expresión es un logro de las sociedades plurales, que, aunque resulte controvertido, toleran que se pueda opinar de todo, en público. Eso sí, las vulneraciones que contengan las apreciaciones que se viertan a los derechos de terceros, pueden ser objeto de sanción jurídica. Y bien está que así sea, pues la adhesión o el rechazo a determinados valores, por muy subjetiva que sea, no puede exonerar de responsabilidad pública.
Como no se pueden alabar actitudes inhumanas, ni vilipendiar el honor personal, sin consecuencias, en las páginas de opinión de los periódicos, habitualmente, lo más criticable que se suele dar son ejercicios de persuasión “de parte”, apreciaciones que buscan más la adhesión de los propios que la aquiescencia general, empleando a menudo para ello, recursos de mala retórica, como es el de exigirle al que se tilda de contrario lo que no se le está dispuesto a dar.
La carta abierta, publicada recientemente en distintos periódicos, de don Francisco Cases, obispo de la diócesis de Canarias, no es ajena a estas prácticas. Para empezar, el título de su escrito, “A quien quiera leerme”, llama a confusión, pues parece ir dirigida al público en general; no obstante, al utilizar la fórmula “Queridos hijos y hermanos”, hace evidente que se dirige solo a sus feligreses. A continuación, y refiriéndose a la coreografía musical que resultó ganadora en la última edición de un evento carnavalesco, afirma estar “(…) viviendo ahora el día más triste de mi estancia en Canarias. Ha triunfado la frivolidad blasfema en la Gala Drag del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria”. El por qué considera ese suceso desfavorable en grado sumo, según el mismo expresa, más que “el día del accidente en Barajas del avión que partía hacia Gran Canaria”, es algo que, moralmente, no justifica.
Desde luego, la blasfemia en el pasado –y, actualmente, en los intransigentes regímenes teocráticos- se consideró un delito grave, castigado hasta con la muerte. En occidente, no obstante, ya en la Revolución Francesa, que desarrolló e instauró la libertad de religión y de prensa, se abolió la prohibición de la blasfemia. Por respeto a la pluralidad, por tolerancia con las distintas creencias. Incluidas las que no creen en dioses o en religiones.
El señor obispo, ajeno a todos estos valores, considera que “Sin Dios, nada es verdad. Todo vale”, que, fuera de la fe, no hay espacio para la prudencia y la ética. Obvia el decir que, con la secularización de la justicia -el paso de la esfera religiosa a la civil-, el respeto a todo tipo de creencias está reconocido como un derecho humano. Y que ante la evidencia de la multitud de credos (y de descreimientos) existente lo que debe prevalecer entre animistas, politeístas, monoteístas, gnósticos, agnósticos y ateos es la tolerancia mutua, no el imposible respeto a cada parte. Subjetividad, sí, pero responsable.
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 117
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si yo fuera servidor publico, estaría nervioso.
yo sabado
Casi cuatro millones de parados, una corrupción galopante, una juventud sin futuro, inflación, desorientación de valores… son ingredientes muy peligrosos.
Hace unos días me preguntó un extranjero, lo siguiente:
¿Es verdad que son casi 4 millones de parados en España? ¿Es verdad que no hay crédito para el pequeño y mediano empresario? ¿Es verdad que cada semana hay un nuevo caso de corrupción política?» muy resignada, contesté: Pues sí, es verdad». ¿Y no estas en la calle?, me preguntó.
Lo que pasa es que no nos dejan levantar la voz. Todavía hay mucha gente que tiene mucho poder y que no deja que el pueblo se levante. Porque el día que eso pase…
Cada vez somos más los que estamos cansados de ver lo que está ocurriendo en el país. Es insoportable el paro que hay, los engaños constantes y todo lo que está ocurriendo. El día que todos nos levantemos se va a liar una gorda.
Y es que lo que está pasando en España es insólito. Mientras el paro aumenta, vemos cómo muchos de nuestros políticos defienden sus enormes sueldos. Nos enteramos de tantos casos de corrupción que desgraciadamente empiezan a dejar de ser noticia.
Y yo me pregunto si no será que nos han dejado narcotizados, sin capacidad de responder a ningún estímulo. ¿Narcotizados, dormidos o idiotas? ¿O las tres cosas a la vez?
Pero como dijo Einstein “Todos somos muy ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”.
Quisiera ver a todos nuestros políticos trabajando por el pueblo y no al revés.
El primer gran ejemplo de nuestra concepción invertida de la realidad, lo encontramos en la visión que tenemos de nuestros gobernantes.
La mayoría de la población ve (y siente) a los gobernantes y a los políticos como si fueran una raza superior que está “por encima” de ellos.
Más allá de su significado académico, las palabras “gobierno”, “ministro” o “presidente”, son percibidas en nuestra psique como entidades superiores a nosotros, lejanas, inalcanzables y prácticamente invulnerables.
Poco importa que la teoría nos hable de “un pueblo soberano que escoge libremente a sus representantes”…
La realidad es que en el interior de nuestra mente, albergamos, de forma inconsciente, una imagen de los gobernantes como algo ajeno al pueblo, como si NO formaran parte de él y estuvieran por encima de éste.
Y esta visión de la realidad resulta preocupante. Recordemos que los miembros de un gobierno democrático se eligen por votación popular de entre la ciudadanía y se les asigna la función de administrar los bienes del Estado, que pertenece a todos los ciudadanos, a cambio de un sueldo.
En definitiva y resumiendo, los gobernantes son nuestros empleados.
Y nosotros, cada uno de nosotros, sus jefes.
Por lógica, deberían ser el presidente, los ministros y todos los miembros del gobierno los que deberían ser sometidos a una estricta vigilancia ciudadana.
El Gran Hermano deberíamos ser nosotros
Así no existirían reuniones a puerta cerrada, secretismo, corruptelas, amiguismos, ni prácticas ilícitas, conceptos que acabarían desterrados para siempre del mundo de la política.
Al fin y al cabo, tanta responsabilidad como recae sobre sus espaldas, exigiría un control exhaustivo por parte de la ciudadanía, celosa de una correcta administración de los órganos que le pertenecen, ¿no es así?
Pero sin embargo, la realidad que vivimos es la opuesta.
¿Por qué no podemos monitorizar a nuestros representantes políticos todas las horas del día mientras ejercen su cargo?
¿Acaso pretenden ocultar alguna actividad ilícita?
¿Hay aspectos oscuros en lo que negocian a puerta cerrada?
Y si no es así, entonces ¿por qué no quieren que lo sepamos?
¿Por qué no podemos ver todo lo que acontece en el interior de sus sedes, en vivo y en directo?
Si aspiran a administrar los bienes comunes del Estado, ¿por qué no podemos vigilar a fondo como administran sus propias formaciones políticas, tanto los que están en el gobierno como los que no lo están? ¿No claman a los cuatro vientos que son tan “transparentes”, “democráticos” y “legales”?
Seguro afirmarán que nuestros gobernantes no pueden mostrar públicamente todas sus actividades, pues hay gran cantidad de secretos que no pueden ser revelados por cuestiones de “seguridad nacional”.
¿Pero qué “seguridad nacional” podemos esperar de un régimen en el que el pueblo soberano no puede controlar adecuadamente las actividades de sus servidores públicos, convertidos en intocables que, sin embargo, sí puede someter a estricto control a todos los ciudadanos.
El gobierno es un grupo de personas con ánimo de lucro que quiere controlarnos a nosotros ¿hay alguna empresa que maneje tanto dinero….?
“Servidor público”: expresión que hemos escuchado mil y una veces, pero que por lo visto, en nuestra mente ha perdido todo su significado, fruto de la concepción invertida de la realidad que nos han inculcado y que tan profundamente ha calado en todos y cada uno de nosotros.
Hasta tal punto ha llegado nuestra visión alterada de las cosas, que los servidores públicos nos someten a un estricto control: inspeccionan nuestras cuentas y ganancias, las cámaras de vigilancia nos acechan por las calles y todas nuestras comunicaciones son monitoreadas y analizadas por las autoridades.
En fin, no deben estar por encima del “pueblo”, sino que de hecho deben actuar a sus órdenes porqué son “servidores públicos”.
Si yo fuera servidor publico, estaría nervioso.

 


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 63
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

TIRÓN DE OREJAS A LAS PIRÁMIDES CANARIAS por: Jaime Rubio
jaime rubio
Hacía tiempo que no se oía hablar de las pirámides canarias debido a que es un tema que no interesa a los que cortan el bacalao cultural en las islas.
Sin embargo, estos días nos llega una llamada de atención desde el prestigioso Institutum Canarium de Viena, fundado por el Dr. Wölfel, en 1969. Desde esta institución científica se nos da un tirón de orejas para que dejemos “las discusiones infructuosas, las especulaciones salvajes y las influencias no científicas y, así, terminar con la negación del valioso pasado canario”
Se refiere el Institutum a especulaciones absurdas, como que las pirámides canarias no son mas que amontonamientos de piedras hechas por los agricultores para limpiar el terreno.
“Cabe preguntarse, dice el Dr. Ulbrich, por qué un agricultor canario debe erigir, con inmensos esfuerzos, una combinación tan compleja como acumular piedras de forma tan estructurada” . Es decir, cuando uno quiere limpiar un terreno no se toma la molestia de mirar cómo y donde pone las piedras. Las tira y punto. Lo que vemos en las pirámides canarias, no sólo las de Güimar, es una construcción hecha a conciencia, con una forma estudiada y con una orientación precisa. ¡Nada de amontonamientos de piedras!
Por eso, el Institutum Canarium nos pide que nos dejemos de perder el tiempo con especulaciones absurdas, “relativizando este asunto, y los que tengan competencias se pongan a trabajar”.
 El Instituto vienés nos recuerda que en Canarias hay contabilizadas unas 50 pirámides aunque la mayoría se encuentra en estado de abandono y cubiertas por la maleza.
Por citar algunas: la de La Montañeta y Agüimes, en Gran Canaria; Los Cancajos, en La Palma; las de Lanzarote (descubierta por el Dr. Ulbrich); la de Icod de los Vinos, Tenerife; y, por supuesto las de Gúimar.
Sobre estas últimas, hay que reconocer el inestimable trabajo del arqueólogo noruego Thor Heyerddhal, gracias al cual, y a su amigo Fred Olsen, se salvaron las pirámides de Güimar pues el ayuntamiento tenía un proyecto para derribarlas y fabricar allí bloques de viviendas sociales.
Yo me apunto al tirón de orejas  para ver si desempolvamos estos extraordinarios vestigios de nuestro pasado, aparcando las discusiones absurdas movidas por intereses no científicos, como nos recuerda el Instituto Canario de Viena.

 

 


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 59
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300
(A partir del artículo “La corrupción como un sistema de ciclos viciosos entrelazados: lecciones desde Nation Lab”, de Loren Cobb y Miguel A. González.)
Cuando la corrupción arraiga en las instituciones de gobernanza de un país se convierte en uno de los impedimentos principales para su buen desarrollo social y económico: el que haya que “pagar por jugar”, el que no imperen las mismas reglas para todos, ocasiona importantes rémoras al bienestar general. Y, así, para sanear un sistema corrupto se requiere mucho más que honestidad, competencia y responsabilidad públicas: la deseable regeneración, precisa que las intervenciones se den en los ámbitos más sistémicos y coordinadamente.
En regímenes formalmente democráticos y con una sociedad civil activa, como el nuestro, el eje más relevante de intervención es el político, en el que se requiere desmontar la trama de extralimitación de poderes que las fuerzas políticas ejercen sobre la administración pública, complementándola con la apertura de los cauces de control, participación y protagonismo a la ciudadanía. Todo ello, en sincronía con los otros ámbitos de intervención.
1 Para la reforma administrativa se han comprobado como más eficaces las acciones implementadas “de abajo hacia arriba”, ya que los cambios iniciales, al tener impactos menores sobre el statu quo de la clase política, no exacerban su resistencia al cambio. Para la consecución de este objetivo, se crean agencias especiales, libres de interferencia política, facultadas para, con criterios de mérito y capacidad, contratar y promover, en una primera fase, a las y los empleados públicos de los niveles gubernamentales más bajos. Paulatinamente, la reinstauración de la legitimidad en la función pública alcanza a toda la escala administrativa.
2 No obstante, en el sistema de justicia y de las fuerzas de seguridad, donde los estamentos y cargos más altos detentan una autoridad extraordinaria sobre los más bajos, la mejor intervención será la que se realice “de arriba hacia abajo”, ya que su estructura disciplinaria frustraría vías alternativas. Para neutralizar la impunidad en las corruptelas, habría que renovar los “mandos”, desde la cúpula a la base, con funcionariado comprometido en des jerarquizar estas instituciones e introducir el rendimiento de cuentas en todos sus escalafones.
3 Los avances en la Política y la Administración tendrán su influencia virtuosa en el rompimiento del ciclo corrupto de la economía informal (la que no cumple con la tributación de impuestos) y de la irresponsable (la que medra ajena al bien común), al racionalizarse las condiciones de regulación y de supervisión pública. Recíprocamente, poner coto al sobredimensionamiento corporativo y al acaparamiento excesivo de recursos, extender la responsabilización medioambiental y propiciar la economía al servicio de la comunidad creará dinámicas virtuosas de financiación estatal proporcionada y de mejoramiento económico generalizado.
4 Coordinado a los descritos, el otro espacio de mejora es el de la transparencia y la salvaguarda del interés general en las negociaciones y acuerdos con empresas y entidades multinacionales. Dada la magnitud de los impactos de estos convenios, todo progreso en la buena dirección hace que los beneficios sean grandes y directos.
Con todo, mientras en nuestra cultura se dé una consideración relevante al ánimo de lucro y a la concentración de riqueza, la lucha contra la corrupción será constante; y mientras el culto a la autoridad se mantenga, la posibilidad de corruptelas no desaparecerá. Mientras tanto, se imponen intervenciones decididas, sistemáticas y crecientes para poner coto a esta lacra social mayor, fuente principal de insatisfacción e injusticia generalizadas.
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 81
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

LA CORRUPCIÓN COMO SISTEMA
 Por: Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Xavier-Aparici-Gisbert1-202x300

(A partir del artículo “La corrupción como un sistema de ciclos viciosos entrelazados: lecciones desde Nation Lab”, de Loren Cobb y Miguel A. González.)
En asuntos humanos, el término “corrupción” se emplea para designar acciones gravemente indignas, inconvenientes o ilegítimas. Actuaciones que se dan en ámbitos interpersonales, colectivos y sociales, pues pueden corromperse tanto las personas, como los grupos y las entidades institucionales. Toda corrupción produce escándalo moral porque presupone una posición de ventaja en el agente corruptor, que es la que le permite forzar a quien corrompe. Cuanto mayor es la capacidad de incidencia de las actividades corruptas, más consecuencias indeseables impone a los grupos e individuos bajo su control. Por eso, las más deleznables de las corrupciones son las que provienen de las instituciones de poder: las organizaciones criminalizadas y los gobiernos corruptos.
En el tiempo presente, hasta en los sistemas de gobierno de las poderosas naciones del “primer mundo” se constata que las prácticas corruptas proliferan. En España, de manera notable, pues los casos de corrupción público-privada se acumulan y extienden hasta los más altos niveles de la responsabilidad política, administrativa y empresarial. No obstante, desde las distintas instancias con responsabilidad gubernamental se promociona la idea de que el comportamiento corrupto es un asunto personal; que la corrupción es ocasionada por responsables políticos, funcionariales y empresariales inmorales; y, aunque la gran mayoría de las personas son honestas, desafortunadamente, un número reducido de ellas, que son deshonestas, llegan hasta los puestos de poder determinantes para cometer fechorías.
Hay multitud de evidencia en contra de este tópico. La amplitud de las prevaricaciones y cohechos contemporáneos no se puede comprender sin un auténtico régimen de gobernanza que propicie la corrupción. Un sistema de ciclos viciosos que se entrelazan y retroalimentan en -al menos- cuatro ejes de mal gobierno:
1 La extralimitación en el control institucional por parte de las organizaciones políticas. Ésta es la desviación de poder más insidiosa y con efectos de mayor calado, pues, interviniendo en los nombramientos de los cargos clave en el Ejecutivo y la Administración, a costa de la contratación en base a competencia y responsabilidad institucional, compromete la potestad legislativa, sobredimensiona la Administración y alienta todo tipo de corruptelas.
2 La extensión de la ineficacia del sistema de justicia y de seguridad pública. Lo que posibilita el aumento del crimen organizado, el incremento de la impunidad y de los sobornos a estamentos gubernamentales, favoreciendo la emergencia de políticos y funcionarios más incompetentes y corruptibles que aumentan la ineptitud judicial y policial.
3 La extensión de actividades económicas tributariamente irresponsables. Que traen la mengua de los ingresos estatales hasta la insuficiencia. Esta situación también propicia que los políticos y funcionarios sean más incompetentes y corruptibles, lo que redunda en la proliferación de economías insolidarias.
4 La extensión de acuerdos internacionales y corporativos sin transparencia. Que acarrean la mengua de beneficios de interés general, ingresos estatales insuficientes y políticos y funcionarios incompetentes y corruptibles. Todo lo cual, estimula el crecimiento de los arreglos corruptos “a puerta cerrada”.
Todo gobierno que no se afane en el cumplimiento de los derechos humanos sirve a intereses parasitarios que perpetúan la alienación y la opresión de la mayoría social. Por eso es tan importante combatir la corrupción, sin tregua y sistémicamente.
Por Xavier Aparici Gisbert, filósofo y emprendedor social.

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 37
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

¿POR QUÉ LOS DEL PP LUCE UNA EXAGERADA SONRISA A TODAS HORAS?
yo sabado
Hoy hay sonrisas a tope en la gran gala de los Óscar del PP en versión política.
Los militantes, concejales, alcaldes, tenientes de alcalde, consejeros, asesores, cargos medios y jóvenes del PP han viajado a Madrid para hacerse unos selfies con las celebridades, ministros, presidentes autonómicos y famosos en general. Muchas fotos, mucha alegría, mucha gente contenta de haberse reencontrado. Un partido radiante, orgulloso y satisfecho de sus líderes.
Normal es que viven del carnet y la mamandurria, están felices y realizados….
Menudos pájaros están hechos.
Charrán o gaviota, da igual…lo importante es que coma pescado. Y todo el pescado está vendido desde el primer día en un congreso controlado por un gallego, que algo sabrá de gaviotas, de pescado y del arte de la simulación. Nadie espera que de la Caja Mágica donde el PP celebra su cónclave broten las sorpresas.
La dirección nacional pensaba que tenía controlado el PP de Canarias con la designación de Asier Antona como relevo del ex ministro de Industria José Manuel Soria, pero su congreso regional se presenta ahora como uno de los mas conflictivos. Hasta cuatro dirigentes han mostrado su voluntad de optar al liderazgo del PP regional. Juan José Cardona, portavoz del PP en Gran Canaria y ex alcalde de la ciudad; Cristina Tavio, ex presidenta del PP en Tenerife, vicesecretaria regional y diputada autonómica, y Enrique Hernández Bento ex delegado del Gobierno.
Los tres pretenden competir con Antona, pero de hecho él es quien tiene el apoyo de Génova y la persona que contaba con el aval previo de Soria.
La verdadera democracia del PP es lo mismo, te nombran a dedo que te destituyen, tomando la decisión los cuatro capos desde Génova.
Los dirigentes del PP que esperaban un Congreso Nacional sin mención a sus casos de corrupción han visto como en tres días se han derrumbado sus esperanzas. Ahora tendrán que prepararse para lo que viene, porque la Audiencia Nacional tiene que decidir si atiende a la petición de Anticorrupción, reabre la causa de la caja B del PP.
Y dice Martínez-Maillo, sobre la condena de Gürtel: “Quien la hace, la paga. Sea quien sea”. A ver si es verdad.
Vamos, señor Maillo, no me haga reír. En el Partido Popular hay gente a montones que la ha hecho y no la ha pagado. Y gente que la ha hecho y ha sido defendido por ustedes (incluido su presidente) a capa y espada.
Lo más chocante para mí es constatar a gente normal de a pie, votando a un partido relacionado hasta las entrañas con casos de corrupción masiva y que en el fondo defiende los intereses de los de siempre. Me cuesta entenderlo.
Bueno, me he cansado de buscar casos de corrupción del PP. Y es que son tantos y de naturaleza tan diversas que estaría hasta mañana o pasado mañana si intentara recordarlos todos. Así por encima y sin profundizar demasiado, he contabilizado 31 casos de corrupción y casi 600 altos cargos del PP imputados. Que esta gente nos siga gobernando solo indica el poco grado de responsabilidad política que tenemos los españoles. En cualquier otro país de nuestro entorno el PP no gobernaría ni una comunidad de vecinos.
Pero volviendo a mi pregunta: ¿POR QUÉ LOS DEL PP LUCE UNA EXAGERADA SONRISA A TODAS HORAS?
A mi me dan miedo los tipos que sonríen a todas horas sin que haya motivo para esas sonrisas.
Quizá un proverbio lo explique un poco mejor.
Dice: ¡¡La sonrisa sin razón es una señal de estupidez!!

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •